Sobre la Empresa

Hace 77 años, SABÓ iniciaba sus actividades en Brasil. Hoy se destaca como proveedora estratégica y global en el segmento de sellados.

El Grupo SABÓ produce retenes, juntas y sistemas integrados de sellado y provee productos originales para las líneas de montajes mundiales de las principales montadoras y Sistemistas así como para el mercado de reposición. Con una facturación en Brasil de aproximadamente R$500 millones e inversiones que deben girar en torno de R$ 20 millones en el próximo trienio, SABÓ es reconocida por su tecnología, productos diferenciados, calidad de productos y servicios, así como por la excelencia de sus líneas delgadas, automatizadas y conectadas para la producción de sellados (World Class Manufacturing; Lean Manufacturing y Manufactura 4.0).

Expansión Internacional

Habiendo iniciado sus exportaciones hacia Alemania en la década del 70, el Grupo SABÓ hoy es reconocido por tener sus productos en varios países considerados como polos importantes para la industria de autopartes.

En las décadas de 1970 y 1980, SABÓ Brasil vendió tecnología de proyecto y proceso de vulcanización de sellado para una renombrada empresa de “anillos O-ring“ de Alemania. Esta negociación consistió en la venta de tecnología de producto, procesos e inclusive equipamientos de inyección de caucho. SABÓ tenía en esa época una empresa de proyecto, desarrollo y producción de equipamientos dedicados a la inyección de elastómeros siendo mundialmente pionera en el seguimiento de sellado (proyecto, proceso y producción).

Motivada por la apertura del Mercosur en 1992, la empresa adquirió dos competidores en la Argentina y, en 1993, con gran perspectiva de crecimiento en el mercado europeo, adquirió KACO, empresa alemana, centenaria y tradicional, según el mayor fabricante de sellado en ese país con tres plantas locales y una en Austria. Así, y ya bajo la administración de SABÓ, el grupo inicia, en 1997, las actividades de una nueva planta en Hungría, en la ciudad de Enese.

Con el objetivo puesto en expandir sus negocios también en el mercado norteamericano y buscando fortalecer su atención a los clientes de aquel mercado, el Grupo SABÓ instaló, en 1993, su primera oficina técnica-comercial en Michigan, lo que resultó en 2007 en la inauguración de su fábrica en Lincolnton, Carolina del Norte, en los Estados Unidos.

En 2009, a través de un proyecto de su subsidiaria KACO, el Grupo SABÓ inauguró su primera fábrica en China, en Wuxi, mercado en fuerte expansión y rápido desarrollo tecnológico. La empresa, ofreciendo tecnología inexistente en aquel mercado, crece exponencialmente, produciendo retenes, sistemas de sellado y bonded piston seals, proveyendo sus productos a las montadoras locales y sus clientes globales instalados en aquel país

En 2014, el Grupo SABÓ consolida con Kaco Alemania su planta y operaciones de USA y crea el Grupo KACO, que ya tenía como filiales las plantas de Austria, Hungría y China. En ese mismo año, el Grupo ZHONGDING se asocia al Grupo KACO a través de la adquisición del 80% del Grupo, con sede en Alemania. Esta asociación chino-brasileña tiene entre sus principales metas, una gran expansión en los mercados chino y norteamericano, iniciando con la apertura de una segunda planta en China, en Anhui, ya en 2015; adquisición de un nuevo terreno de 100.000 metros cuadrados para la 3ª planta de sellado en China y la triplicación de la fábrica de Carolina del Norte (De 4.000 a 12.000 metros cuadrados).

Diferencial Tecnológico

Sin dudas, el gran diferencial de SABÓ es proporcionar sellados con altas tecnologías de productos y procesos.

Retenes y Sistemas de sellado con gran reducción de atrito. Estos productos fueron desarrollados en conjunto con las mayores y mejores ingenierías de las montadoras y sistemistas mundiales. Se utilizaron herramientas de 6 sigma; FEA (Elementos Finitos); DOE (Design of Experiments); simulaciones de flujo de inyección; simulaciones de vida de los sellados.

Desarrollos también de juntas de sellado para tapas de transmisiones y motores. Estas juntas son proyectadas usando carcasas de aluminio con elastómeros. Para proveer esta unión, SABÓ dispone de un proceso de Nanotecnología que es aplicado a la carcasa de aluminio para proveer la adhesión química con el elastómero. Este proceso Productivo es totalmente amigable con el medio ambiente.

Tecnología en el Proceso Productivo también es un gran diferencial de SABÓ. Utilización del proceso de nanotecnología como auxiliar de producción. Líneas de producción con alto grado de automatización. Procesos robustos en cada una de las etapas del flujo: vulcanización, rebarbación, montaje de molas, inspección electrónica (MIA- Máquina de Inspección Automática); montaje de molas automatizadas, aplicación de grasa y embalaje automatizado. Alta tecnología en cada una de las etapas con alto grado de valor agregado al producto. Nuestras líneas de producción son consideradas por las principales montadoras mundiales como siendo World Class Manufaturing. Incluso en 2016 se implantaron líneas de producción totalmente automatizadas, de elevado grado de conectividad, incluyendo procesamiento de datos en tiempo real e interacciones máquina-máquina (Manufactura 4.0). Hoy SABÓ ha sido reconocida por las principales montadoras, autopartes, órganos gubernamentales e industrias brasileñas en general, como siendo una de las empresas más productivas del mercado brasileño.

raio-x carro